A continuación te dejamos unos consejillos para hacer tu #viajefindecurso más seguro.

Preparando el viaje

Antes de comenzar tu viaje busca toda esa información importante (servicio de emergencias, policía, contacto de la embajada…) y guárdala en tu móvil y en un soporte no digital (por ejemplo, en una tarjetita que puedas meter en tu cartera o en tu mochila). Lleva esa información de emergencia siempre encima y en el caso de sufrir un percance podrás acceder a ella inmediatamente. Recuerda que existe un único número de emergencias a nivel europeo, el  112

Consulta las Recomendaciones de viaje de la web del Ministerio de Asuntos Exteriores donde encontrarás información actualizada y teléfonos de emergencia locales.

En el autocar

  • Lleva puesto siempre el cinturón de seguridad; es obligatorio en todos los trayectos, incluso dentro de muchas ciudades. En las paradas, vigila tu mochila y no la olvides antes de volver al autocar. 

En el hotel

  • Al llegar al hotel y entrar en la habitación asignada es importante comprobar que no hay ningún desperfecto en paredes y mobiliario y que no falta nada de los necesario (toallas de baño, por ejemplo). Cualquier incidencia que veáis, comunicarlo en recepción, ya que de lo contrario, podrían descontarlo de la fianza que a veces se solicita a la entrada
  • Cada día que salgas del hotel procura dejar tus pertenencias bajo llave; en la mayoría de hostels existen taquillas privadas en las habitaciones, aunque deberás llevarte tu propio candado ( o bien comprarlo allí mismo). Nunca dejes dinero en cajones, armarios,etc. Un buen consejo es llevarte cada día el dinero que consideres que vas a gastar, dejando el resto bien seguro en el interior de tu maleta bajo llave, o en tu taquilla. 
  • En el hotel, también hay que tener cierta precaución, no sólo con las pertenencias sino también con las llamadas a la puerta. NO se debe abrir la puerta a ningún desconocido, incluso aún identificándose personal del hotel, no estás obligado a ello. Plantéate que la habitación del hotel es como tu casa y no tienes por qué abrir a nadie.
  • Respeta las Normas de la Casa, que habitualmente tienen muchos de los alojamientos para jóvenes. Suelen estar colgadas tras la puerta de la habitación.
  • Está prohibido el consumo de alcohol y tabaco en el interior de los establecimientos; mucho cuidado con esto, ya que la Normativa local de cada país suele ser bastante más estricta que en España y puede acarrear graves sanciones tanto para el menor como para el centro educativo.

En el centro ciudad

  • Moveros siempre en grupos de al menos varios/as compañeros/as; y ya no sólo por seguridad, sino porque el viaje de estudios es una experiencia para vivirla en compañía de tus amigos/as y también una oportunidad para conocer aquel compañero/a con el que apenas has tenido trato en clase.
  • No llevar toda la documentación, dinero y tarjetas en un mismo bolso o maleta. No es aconsejable llevar el dinero o tarjetas en bolsillos traseros, sino en los delanteros, y si es posible, llevar un pantalón con cremalleras en los bolsillos. 
  • No dejar bolsos o mochilas sin vigilancia. En zonas de riesgo o aglomeraciones como el metro o el autobús hay que llevar siempre la mochila bien sujeta contra el pecho o cruzada al torso, nunca colgadas a la espalda. 
  • Ser discreto al utilizar el móvil ( si el centro autoriza su uso) en un lugar concurrido.
  • De forma general acostúmbrate a salir siempre con el dinero justo y necesario y con fotocopias de tus documentos de identidad, no los originales.
En el Metro
  • El metro es un punto especialmente apropiado para sufrir un robo. No hay que caer en el pánico pero es fundamental estar muy alerta con las pertenencias, sobre todo en momentos de salidas/entradas al vagón y si este está abarrotado.
  • Mejor poner los bolsos en el pecho y si se lleva cartera en el pantalón mantener la mano constantemente en contacto con la misma.
  • Normalmente estas personas actúan en parejas y usan la técnica del despiste. MUCHO CUIDADO EN EL METRO.
  • Recientemente hemos visto un timo novedoso que consiste en ofrecerte flores o en hacerte una pulsera en apenas unos segundos para pedirte después dinero a cambio de forma vehemente. El tema de la pulsera suele empezar con un saludo muy amable de algún chico o chica joven que te pide que pongas el dedo en posición horizontal para hacerte la pulsera con hilos.

Como resumen, aplica el sentido común allá por donde vayas y recuerda seguir siempre las instrucciones de tus profesores responsables.

No responses yet

Deja una respuesta