Guía de #viajeFINDECURSO de Berlín

Es la tercera ciudad más visitada de la Unión Europea, está situada a 70 km de Polonia y es franqueada por los ríos Spree y Havel. La etimología de Berlín proviene de las palabras berle o berlin. Significan tierra no cultivable o tierra deshabilitada debido a su terreno pantanoso.

Berlín se caracteriza por tener una décima parte de la población originaria de otros países, siendo los turcos el grupo más representativo. A esta lista le siguen los italianos, los polacos y los rusos.

Berlín es creatividad, multiculturalidad, cultura, música e historia. Te encontrarás con una ciudad que no sólo escribe su propia trayectoria, sino la de toda Alemania.

Una parte del mítico muro que dividió la capital alemana durante años, se alza hoy para mostrarnos arte y memoria. Elegida Ciudad Creativa por la UNESCO en 2006 y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2009, se asienta como una de las urbes de mayor influencia política de la Unión Europea.



DATOS GENERALES DE INTERÉS

 

Diferencia horaria: es la misma que en España (peninsular), GMT+1 durante el invierno y GMT+2 en verano.

Electricidad y enchufes: son de tipo europeo, con dos salidas redondas y 220V. Es el mismo tipo que se utiliza en España.

Moneda: Euro.

Teléfonos de interés:

  • Prefijo de Alemania: 49.
  • Prefijo de Berlín: 30
  • Policía: 110.
  • Emergencias: 112.

 

Embajada Española en Berlín

Lichtensteinallee, 1 – 10787 Berlín   Teléfono: (0) 30 254 0070

Dirección de correo: emb.berlin@maec.es

http://www.exteriores.gob.es/Embajadas/BERLIN/es/Embajada/Paginas/HorariosLocalizacionContacto.aspx

Oficina Española de Turismo:

Lichtensteinalle, 1- 10787 Berlín Teléfono: (0) 30 882 6543
Dirección de correo: infoberlin@tourspain.es

 



GASTRONOMÍA

Entre los ingredientes principales de la gastronomía alemana se encuentra el cerdo, que suele servirse acompañado de patatas asadas, chucrut y mostaza. A continuación describimos algunos de los platos más típicos de Múnich para que podáis decidir con facilidad durante la primera visita a la ciudad.

  • Brezel: Panecillo crujiente con forma de lazo. Se conoce comunmente como Pretzel.
  • Kartoffelsalat: Ensalada de patata.
  • Kartoffelknödel: Bolas de patata que sirven como acompañamiento para algunos platos.
  • Leberkäse Embutido con textura de paté.
  • Brühwurst: Salchicha escaldada.
  • Weisswurst: Salchicha blanca de carne de cerdo, ternera y especias.
  • Obatzda: Queso típico de la región de Baviera que se prepara con pimentón dulce y cebolla y se sirve en forma de crema para untar.
  • Schweinebraten: Carne de cerdo asada que suele servirse con repollo cocido o chucrut.
  • Schweinshaxe: Jamón asado servido con dumplings, repollo, patatas o chucrut.
  • Spanferkel: Cochinillo estofado.
  • Currywurst es el plato más típico y saboreado de Berlín. Es una salchicha que se sirve cortada en rodajas, espolvoreada con una salsa de kétchup con curry y suele ir acompañada de patatas fritas.

 



PRECIOS

Por lo general, los precios en Berlín son bastante asequibles, sobre todo los de la gran variedad de comida de los puestos callejeros. A la hora de comer en los restaurantes, los precios tampoco son nada altos, sobre todo si los comparamos con los de otras ciudades europeas como Viena, Ámsterdam o Roma.

 

Comida y bebida

  • Una currywurst (salchicha típica de Berlín): 2,50€.
  • Un kebab: 4€.
  • Cena para dos en un restaurante: 35€ (como mínimo, sin vino).
  • Billete sencillo de metro (zonas A-B): 2,70€.
  • Taxi desde el Aeropuerto de Schönefeld hasta el centro de la ciudad: 50€ (aproximadamente).
  • Una noche de hotel en el centro: desde 60€.

 



CLIMA

El clima de Berlín se considera de tipo continental. Su temperatura media anual es de 9.1º C y precipitaciones medias anuales de de 591 mm. El verano es cálido y el invierno muy frío. Dentro de la ciudad, la temperatura es siempre 4° superior a la de los alrededores.

Los meses de marzo a octubre se prestan para disfrutar Berlín y sus alrededores en bicicleta o a pie. Disfruta de los muchos eventos al aire libre y las miles de terrazas de la ciudad. Haz un paseo en barco por el río Spree, o descubre el maravilloso Tiergarten, el pulmón verde de la ciudad.
De noviembre a febrero, son los meses fríos, ideales para descubrir museos como el Pérgamo o el Museo Nuevo, los cafés y tiendas, que en Berlín están mejor preparadas para los meses fríos que para el verano.

Recomendamos siempre consultar previamente al viaje la temperatura del destino, para poder gestionar de la manera mas eficiente el equipaje. Como ejemplo se puede hacer en el siguiente enlace:

https://www.eltiempo.es/berlin.html



20 IMPRESCINDIBLES EN BERLIN

 

1. Cruzar por la Puerta de Brandenburgo

Se trata del monumento más representativo de Berlín, además de una de las antiguas puertas de entrada a la ciudad. También es un símbolo de paz encargado por el emperador Federico Guillermo II. Se acabó de construir en 1791 y bajo sus arcos pasaron miembros de la realeza, las tropas Napoleónicas y Hitler cuando llegó al poder. Con la construcción del muro en 1961, la puerta quedó en tierra de nadie. Por eso desde que cayó el muro se usa como punto de reunión de los berlineses en grandes celebraciones.

2. Descubrir el recorrido original del muro de Berlín

El muro se fue derribando a lo largo de los 90, pero aún quedan tramos en pie para hacerse la idea de lo que durante 28 años separó a familias y amigos. Además de poder ver el muro en varias localizaciones, paseando por las calles de Berlín veréis una hilera de ladrillos rojizos que recuerdan por donde pasó el muro.

3. Recorrer de arriba a abajo la East Side Gallery

Otra de las cosas que ver en Berlín es la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Además, está cargada de significado. Cuando se derribó el muro, a lo largo del río Spree se dejaron 1300 metros intactos para convertirlos en un lienzo.
4. Conocer el Checkpoint Charlie

A pesar de existir el muro que separaba Berlín en dos partes, se construyeron unos puntos de control fronterizo que sólo podían ser usados por unos pocos: extranjeros, militares y trabajadores de embajadas aliadas. El más famoso es el llamado Checkpoint Charlie, muy cerca de la Topografía del Terror. Allí se ha reconstruido la caseta de control donde un par de actores simulan ser soldados americanos. También se puede ver el famoso cartel que advertía en inglés, ruso, francés y alemán que se estaba abandonando la zona americana.

5. Subir a la cúpula del Reichstag

La sede del Parlamento alemán sufrió las consecuencias de la guerra y por eso en los años 90 se encargó su restauración al famoso arquitecto británico Norman Foster. Desde entonces, su cúpula de vidrio es uno de los mayores atractivos de Berlín.

6. El monumento al Holocausto

Berlín es una ciudad que se ha propuesto no olvidar su pasado. Por eso desde el año 2005 hay 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas que recuerdan a las víctimas del holocausto. Es sin duda un tipo de memorial poco convencional que pretende enfrentarse a la idea de monumento tradicional. Es un lugar para visitar con mucho respeto, teniendo en cuenta el simbolismo histórico que tiene.


7. Catedral de Berlín, una visita obligada

Esta catedral fue construida muy cerca del Palacio Imperial de la dinastía Hohenzollern, por eso actuó como iglesia de la corte y dio sepultura a varios de sus miembros. Como la mayoría de edificios de Berlín, la preciosa cúpula de la catedral quedó muy dañada durante la guerra y las tareas de reconstrucción duraron de 1975 hasta 2002.


8. Sentirse pequeño en Alexanderplatz

En esta gran plaza abundan los comercios y su estación es un gran centro de transbordo de pasajeros. Rodeada de edificios altos, en el centro hay un reloj mundial, que muestra cada uno de los 24 husos horarios del mundo. Otro de los grandes atractivos de Alexanderplatz es el mirador de la Torre de la Televisión.

9. Sentirse como en un cuento en el Tiergarten

Tiergarten es el pulmón de Berlín. Este maravilloso parque es el lugar favorito de los berlineses cuando hace buen tiempo. Como verás, siempre hay gente tomando el sol en la hierba. También es un lugar habitual para hacer paseos en bicicleta y en barca descubriendo su precioso lago.

10. Visitar la Isla de los Museos

Berlín ha sido un centro cultural desde hace muchos siglos y aún continúa siéndolo. Quizá tengamos como referencias principales París o Nueva York, pero Berlín no se queda atrás. La Isla de los Museos, apodada así porque es una isla en el río Spree, alberga 6 museos muy diferentes. No te puedes perder el Museo Nuevo, dónde está el busto de Nefertiti o el Museo del Pérgamo, con unas reconstrucciones espectaculares.

11. Adivinar en qué habitación se alojó Michael Jackson

Al lado de la puerta de Brandenburgo está este famoso hotel de lujo. Si por algo se ha hecho tan conocido es por la foto de Michael Jackson sacando a su hijo por la ventana. Algo divertido que hacer en Berlín es intentar identificar el balcón donde tuvo lugar la escena.


12. Conocer al Ampelmännchen

No se trata de nadie cercano a Angela Merkel, si quieres conocerle sólo tendrás que estar atento a los semáforos, ya que así se llama la figura que aparece en ellos. Es la silueta que aparecía en los semáforos de la República Democrática Alemana, pero se convirtió en un famoso icono de Berlín después que en 1990 se reunificara la imagen de todos los semáforos de la ciudad.

13. Conocer el puente más bonito de Berlín

Aunque parezca mentira, Berlín tiene 916 puentes, el doble que Venecia. El puente más bonito para muchos es Oberbaumbrücke, situado un punto perfecto del río Spree para sacar fotos de los dos lados. Justamente por su ubicación estuvo prohibido cruzarlo cuando la ciudad estaba dividida y era un punto de concentración de espías. Hoy en día lo único que separa son los barrios de Kreuzberg y Friedrichshain, que se lanzan tomates cada verano en una batalla entre barrios, una especie de tomatina a la alemana.


14. Prueba el currywurst

Algo obligado que hacer en Berlín es probar la comida de sus puestos callejeros. La influencia turca está muy presente y tendrás multitud de opciones para comprar un kebab o currywurst, una salchicha con ketchup y curry.


15.Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Una visita al campo de Sachsenhausen te permitirá conocer un poco mejor la historia de la Alemania nazi y de lo que sucedía dentro de los campos de concentración durante la época. Se construyó en 1938 y desgraciadamente fue el modelo para toda la resta, de forma que se convirtió en el centro administrativo de todos los de Europa. Es algo escalofriante que hacer en Berlín que seguramente te dejará muy mal cuerpo, pero muy recomendable para no olvidar un pasado que marcó tanto. Sin duda, es un imprescindible que ver en Berlín.


16. Hacer una excursión a Potsdam

Potsdam es una ciudad magnífica. Además, si quieres visitarla solo tardarás 25 minutos en tren desde la estación central de Berlín. Como verás, es una ciudad llena de espectaculares palacios y parques muy bien cuidados que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

17. Alucinar con el AquaDom

Si te gustan los acuarios, visitar este tanque gigante es algo imprescindible que hacer en Berlín. Con 25 metros de alto por 12 de ancho, es hogar de más de 1500 peces. Lo más sorprendente es que dentro de la pecera hay un ascensor para ver de cerca todas las especies que viven allí.

18. Deleitarse con la orquesta de la Filarmónica de Berlín

La orquesta de Berlín está considerada una de las mejores del mundo. Los martes a las 13h hacen conciertos gratuitos, ¡aunque suelen estar a reventar! Se recomienda que estés allí unos 45 minutos antes de la hora para asegurarte la plaza. Después que el anterior edificio fuera destruido durante la Segunda Guerra Mundial, Hans Scharo un diseñó la actual sede, que es preciosa y se puede visitar aunque no acudas a ningún concierto.

19. Pasear por el  río Spree

Contempla Berlín desde otra perspectiva: en medio del agua en un crucero por el río Spree. Podrás ver la catedral, la isla de los museos y el barrio más antiguo de la ciudad a la vez que escuchas su historia con una audioguía.

20. Visitar la Universidad Humboldt de Berlín

Esta histórica universidad ha sido escuela de hasta 40 premios Nobel como Albert Einstein o Max Planck.Durante el siglo XIX fue uno de los centros con más influencia en la enseñanza internacional y actualmente sigue siendo un icono. Te llamará la atención que su patio siempre venden libros que son reimpresiones de los que se quemaron durante el Tercer Reich.



HORARIOS 

El horario comercial de Berlín no es demasiado extenso, pero generalmente permite compatibilizar las visitas culturales con los momentos de compras.

Las grandes superficies de la ciudad abren generalmente de 9:00 a 20:00 horas de lunes a viernes y de 9:00 a 16:00 los sábados.

Por su parte, los pequeños comercios abren de lunes a viernes, suelen cerrar al medio día y terminan su jornada a las 18:30 horas.

El horario de los museos varía de unos a otros, pero por lo general permanecen abiertos de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas y suelen cerrar los lunes.



SALUD

Actualmente la Tarjeta Sanitaria Europea sigue estando vigente, si bien, habrá que estar atentos a los próximos meses, ya que se está debatiendo cómo quedarán los derechos de asistencia de todos aquellos ciudadanos miembros de la UE.

En cualquier caso, todos nuestros grupos de estudiantes viajan cubiertos por un seguro privado que incluye asistencia sanitaria las 24h; si tras ser atendidos, tenéis que pagar algo, conservad las facturas y la cantidad será reembolsada a la vuelta.

 


 ¡ CLICK AQUÍ PARA CONSULTAR NUESTROS PROGRAMAS DE VIAJES A BERLÍN!


   


  SOLICITA PRESUPUESTO DE TU VIAJE!


FUENTES:

http://www.exteriores.gob.es/embajadas/berlin/es/Paginas/inicio.aspx

https://www.eltiempo.es/berlin.html

https://www.disfrutaberlin.com/

 

Deja un comentario