Guía de #viajeFINDECURSO de Praga

 

República Checa es un país de la Unión Europea situado en el centro este del continente. Limita al norte con Polonia, al este con eslovaquia, al Sur con Austria y al oeste con Alemania.

Perteneció hasta 1989 al ámbito de los países comunistas dominados por la URSS.

Formó, desde los tiempos en que pertenecía al imperio Austro-Húngaro y junto a Eslovaquia un único país llamado Checoslovaquia. Este país se separo por decisión de su parlamento el 1 de enero de 1993. La República Checa es la parte occidental de este país.

Tiene una superfície de 78.866km2 y su capital es Praga, el idioma oficial el checo, su forma de gobierno es una república parlamentaria la moneda es el Euro.

La maxima altitud del país es el monte Snezka con 1602m y el punto más bajo la salida del rio Elba del Territorio Checo.

La República Checa es una democracia parlamentaria que se rige por la constitución y la carta de las Libertades y Derechos Fundamentales de 16 de diciembre de 1992 y en vigor desde el 1 de enero de 1993.

 El país esta formado por tres regiones históricas: Bohemia, Moravia y Silesia.



DATOS GENERALES DE INTERÉS

Diferencia horaria: es la misma que en España (peninsular), GMT+1 durante el invierno y GMT+2 en verano.

Electricidad y enchufes: son de tipo europeo, con dos salidas redondas y 220V. Es el mismo tipo que se utiliza en España.

Moneda: La República checa no es parte de la Eurozona, tiene como moneda nacional la corona checa, por lo que se recomienda acudir a Bancos y Oficinas de Cambio.

Teléfonos de interés:

  • Emergencias: 112.
  • Policía: 158.
  • Ambulancia: 155.
  • Información telefónica: 1180.
  • Prefijo de Praga: 02.

 

Localización y Contacto Embajada Española en Praga:

C/ Badeniho, 4

17000 Praga 7
Tlfno: 00420 233 097 211
Fax: 00420 233 341 770 y 00420 233 340 813


GASTRONOMÍA

La gastronomía checa se basa principalmente en la carne de cerdo y, en menor medida, en la de pollo y ternera. También se elaboran recetas con la carne de otros animales, aunque la República Checa no es el mejor destino para los aficionados al pescado.

Platos típicos de Praga

  • Kulajda: Sopa cremosa preparada a base de puré de patatas, setas y leche agria.
  • Knedlíky: Bolas de harina hechas a base de patatas o pan rallado.
  • Chlebicky: Pequeños canapés de diferentes ingredientes.
  • Utopenec: Salchichas maceradas con pimiento y cebolla frita.
  • Bramborák: Tortillas fritas hechas a base de patatas, huevos, harina, cebolla y otros ingredientes.
  • Šopský salát: Ensalada de tomate, pepino, cebolla, pimiento y queso blanco.
  • Tlačenka: Cabeza de jabalí con cebolla y pan.
  • Pražská šunka: Jamón de Praga.
  • Chocroute: Col fermentada.
  • Kolache: Pastel relleno de compota de frutas.
  • Vánočka: Pan tradicional similar al brioche que se prepara en Navidad.
  • Goulash: Plato especiado preparado a base de carne vacuna, cebollas, pimiento y pimentón.
  • Palačinky: Crepe que se rellena de helado, fruta asada o mermelada.

Comer en la calle en Praga es muy barato, lo más típico son las salchichas de todo tipo, aunque también es posible encontrar hamburguesas y otros tipos de comida rápida.

Los precios van desde 10 hasta 50CZK, con lo que por aproximadamente un euro podréis matar el hambre con un sabroso perrito caliente.



CLIMA

El clima en Praga es continental. Por si no lo tienes muy claro: se trata de temperaturas extremas en ambos polos; es decir que se caracteriza por tener inviernos muy fríos y secos, y veranos absolutamente calorosos. Es un clima bastante similar al de España, por ejemplo.

Al igual que en todos los países de Europa, Praga se caracteriza por tener las cuatro estaciones bien definidas: invierno, primavera, verano y otoño. Las épocas de clima más bondadoso para viajar son el otoño y la primavera, que gozan de temperaturas templadas y sin cambios climáticos reseñables entre un día y otro. El invierno y el verano, por su parte, presentan temperaturas extremas y cambios bruscos en la humedad. Por esta razón, si tienes pensado viajar a Praga en invierno o en verano, debes saber que tendrás que llevar buenos abrigos en el primer caso y ropa muy ligera, en el segundo, para poder disfrutar sin contratiempos de tu estancia.

Praga tiene un clima cambiante según cada época del año, así que dependiendo de lo que estés buscando te convendrá más viajar en una estación u otra.

En general, la mejor época para viajar a Praga es a finales de primavera (abril y mayo) así como a principios de verano (junio y julio). Estos meses tienen unas temperaturas mucho más suaves que durante el invierno y en otoño.

Sin embargo, muchas veces no podemos escoger en que época vamos a realizar nuestras vacaciones.

Siempre recomendamos antes del viaje visitar alguna página meteorológica para poder preparar bien lo que habrá que llevar al viaje.

Aquí dejamos un ejemplo de una de ellas:

https://www.eltiempo.es/praga.html



15 IMPRESCINDIBLES EN PRAGA

 

1.- Subir a la Torre de Petrin, una especie de Torre Eiffel en Praga para disfrutar de las vistas desde arriba. Para subir al monte hay un funicular.

2.- Pasar varias veces por la Plaza del Ayuntamiento de Praga, la Plaza de la Ciudad Vieja. Es la que habrás visto un montón de veces en fotos porque es la estampa más típica de la ciudad.
En ella es donde está el famoso Reloj astronómico de Praga y la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.

3.- Imprescindible ver el espectáculo del Reloj astronómico las horas en punto en la misma plaza. A las en punto salen los doce apóstoles en la parte superior del reloj, mientras los muñequitos de los laterales están moviéndose.

4.- También puedes entrar a la Iglesia de nuestra Señora de Tyn, ¡es gratis! La entrada a la iglesia es desde un callejón desde la misma Plaza del Ayuntamiento.

5.- Ver la Torre de la Pólvora. Se puede visitar por dentro y subir hasta arriba, pero hay que pagar para subir.

6.- Cruzar el Puente de Carlos varias veces. Es el puente más bonito de Praga y uno de los lugares más románticos de la ciudad. Tiene magia con sus artistas callejeros tocando y los pintores pintando o vendiendo sus cuadros.

7.- Visitar el Castillo de Praga. Un dato curioso, es que realmente no es un castillo al uso sino una especie de mini ciudad. Existe una entrada conjunta para visitar los lugares más importantes dentro de ella. Aquí se encuentra el Palacio Real de Praga, la Catedral, el Callejón del Oro, la Basílica de San Jorge..

8.- La primera parada de la zona del castillo sería visitar la Catedral de San Vito. Preciosa por dentro y por fuera. Y uno de los edificios que más destaca de la ciudad y que se puede ver desde cualquier punto.

9.- La segunda parada a visitar es el antiguo Palacio Real, quizás no es tan ostentoso como otros palacios de Centro Europa pero dentro tiene la corona de Wenceslao de oro y piedras preciosas que te dejará alucinado.

10.- Ver el muro de John Lennon. Este muro tiene una historia muy curiosa y es que, tras el asesinato de Lennon, se pintó su retrato en el muro. La pintura se mandó quitar, pero a pesar de ello fueron apareciendo más y más. Y así, hasta ahora, en que el muro se ha convertido en un símbolo de la libertad de expresión.

11.- Sácate una foto con la Casa Danzante de Praga, sin duda uno de los lugares más fotografiados de Praga.

12.- También es imprescindible en Praga ver el Barrio Judío, uno de barrios con más historia de la ciudad. Con la misma entrada puedes entrar al cementerio judío y a las seis sinagogas. También en el Barrio judío no te puedes perder la curiosa estatua de Franz Kafka.

13.- Es imprescindible que pruebes algunos de los platos típicos de Praga. En la gastronomía checa destaca sobre todo la carne como el codillo, el cerdo asado, o un buen plato de goulash (es un estofado tradicional de la zona, el cual ha empezado a evolucionar hasta en los restaurantes más modernos!). El dulce más típico de Praga es el Trdelník, de difícil pronunciación pero exquisito sabor!

14.- Tampoco te puedes perder la preciosa Plaza de Wenceslao, un lugar con mucha historia debido a que aquí se inició la revolución del fin del comunismo.

15.- Para tener unas vistas desde otra perspectiva de la ciudad, un paseo por el Río Moldaba (principal río de la ciudad) es imprescindible.



HORARIOS 

El horario comercial de Praga no es demasiado extenso, pero generalmente permite compatibilizar las visitas culturales con los momentos de compras.

Las grandes superficies de la ciudad abren generalmente de 9:00 a 20:00 horas de lunes a viernes y de 9:00 a 16:00 los sábados.

Por su parte, los pequeños comercios abren de lunes a viernes, suelen cerrar al medio día y terminan su jornada a las 18:30 horas.

El horario de los museos varía de unos a otros, pero por lo general permanecen abiertos de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas y suelen cerrar los lunes.



SALUD

Actualmente la Tarjeta Sanitaria Europea sigue estando vigente para todos aquellos ciudadanos miembros de la UE.

En cualquier caso, todos nuestros grupos de estudiantes viajan cubiertos por un seguro privado que incluye asistencia sanitaria las 24h; si tras ser atendidos, tenéis que pagar algo, conservad las facturas y la cantidad será reembolsada a la vuelta.


CLICK AQUÍ PARA CONSULTAR NUESTROS PROGRAMAS DE VIAJE A PRAGA



SOLICITA PRESUPUESTO DE TU VIAJE!


Deja un comentario